Twitter Facebook Delicious Digg Stumbleupon Favorites More
Historias cotidianas, otras almas, otros libros, cine...

Figuras ocultas


Hay veces que nos encontramos con películas que aparentemente no tienen más importancia que la de entretener. Esta es una película pensada primordialmente para eso. Con vocación clara de ilustrar pero al fin y acabo para entretener. Se aprecia un alto interés en la pretensión de caer bien para entrar en la lucha por los Oscar y hacia allí va orientada. No obstante, el abanderado discurso contra el racismo y, además, el apoyo al feminismo son los argumentos fundamentales, que van pácticamente de la mano, y que básicamente detalla la particular dificultad de las vidas de tres brillantes mujeres afroamericanas que trabajaron en la NASA, en la incipiente carrera aeroespacial de los EEUU en disputa con la vieja URSS por copar el cetro. La narración transcurre en torno a las pesquisas por calcular con exactitud la trayectoria de regreso de John Glenn tras las vueltas orbitales previstas para su viaje. Las vidas de estas tres mujeres afroamericanas, doblemente entrecortadas por la segregación racial y el plano secundario del papel de la mujer en cualquier campo de liderazgo copado por los hombres, se pondrán en valor a medida que cobran protagonismo por el peso que adquieren en sus respectivos campos.

Toda la trama está tan milimetricamente medida como los cálculos matemáticos de la protagonista, Taraji Penda Henson (quizá más recordada por Queenie en “El curioso caso de BenjamínButton”, o en películas como “Cuatro hermanos” y “En qué piensan los hombres”; quizá lo que le ha otorgado más fama o visibilidad es su participación en la serie “Empire”). Las impecables interpretaciones del resto del elenco convierten cada trama y cada secuencia en una coreografía perfecta, de quien destacaría la de Janelle Monáe: incipiente carrera la suya, acapara la atención de la cámara en cada aparición. Un hilo argumental y un trasfondo de patriotismo estadounidense que gusta mucho en Hollywood y que prometía para los Óscar aunque al final se quedó casi en agua de borrajas (3 nominaciones: mejor película, mejor actriz de reparto -Octavia Spencer- y mejor guión adaptado –AlisonSchroeder, basado en el libro de Margot Lee Shetterly-). La película tiene cierto aire documental y una ambientación propia de la época y un gran trabajo de arte.

A título personal, creo que este tipo de películas son más que necesarias. No por el discurso en si, sino por dar muestra de un modo literal como eran la vida entorno a la mujer y el absurdo en el que se desenvuelve aún la sociedad. Quizá hoy los juegos de artificios son más sofisticados, pero la intencionalidad continua siendo la de segregar la capacidad de la mujer y toda raza que no sea la blanca. La visibilidad de la mujer y su valor en lo intelectual, laboral y genérico son imprescindibles y equitativamente similar a la del hombre en una sociedad que se denomina así misma avanzada o democrática. Necesitamos más denuncia y más visibilidad, que cuenten más historias como esta, que pone de manifiesto el valor intelectual de tres brillantes científicas ninguneadas, principalmente por el color de su piel y, para más inri, por el género que representan. No obstante, he percibido bastante superficialidad y demasiado maquillaje que suavizan muy mucho el arduo sufrimiento padecido para que la mujer ocupe el lugar que ahora tiene, que aún sigue siendo insuficiente. Tal vez sea lo único que echo en falta en esta película, un poco menos de maquillaje y más piel, más olor a sudor, más crudeza y un poco mas de dramatismo.

Por lo demás uno sale de la sala satisfecho por haber contemplado una película sin pretensiones manifiestas, aunque si va con la intencionalidad clara de haber intentado al menos colocarse en posiciones privilegiadas para la carrera de los Oscar, ya vemos que ha quedado atrás. Con vocación integradora y una muy buena intención de alzar la bandera feminista con el agravante segregacionista añadido que hace apenas 50 años estaba muy presente. Me quedo con la grata impresión que me causó Janelle Monáe y que, tras esta, su tercer película, le auguro gran futuro o una ya gran realidad en el panorama cinematográfico. Para mi modesto entender, aquellas extraordinarias mujeres merecieron más y mejor protagonismo y galardones que los que sugiere la cinta... o la vida real: amas de casa, trabajadoras, afroamericanas, científicas... mujeres.

27.01.17   -   Por fin es viernes   COPE Málaga 93.4 FM
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Sobre este blog

Este espacio es un lugar donde se desnudan las pequeñas y grandes historias que a veces pasan desapercibidas, quizá necesitan denuncia, o las que la vida cotidiana deja desamparadas y casi en el olvido. También habla de poesía y literatura, de cine, de la vida... Sin ninguna pretensión, con honestidad y sinceridad. Y respecto a las otras almas..., todos tenemos otras muchas que están en la nuestra.

Ética y estética

¡Qué Peliculón!

Popular Posts

© Daniel Moscugat, todos los derechos reservados.. Con la tecnología de Blogger.

Al alcance de tu mano

Al alcance de tu mano
Puedes recibirlo en tu propia casa, firmado y dedicado. Usa el formulario de contacto que ves junto a esta imagen.

Contacta desde aquí

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

...y mucho más aquí

Páginas vistas en total

Copyright © Daniel Moscugat | Powered by Blogger
Design by SimpleWpThemes | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com | Distributed By Blogger Templates20