Twitter Facebook Delicious Digg Stumbleupon Favorites More
Historias cotidianas, otras almas, otros libros, cine...

Vivir de noche

FICHA TÉCNICA   -   TRAILER   -   WEB

Desconozco las razones que a la academia estadounidense ha ignorado Vivir de noche como candidata a alguna estatuilla, aunque solo sea a alguno de los mal llamados Oscar menores (vestuario, arte, diseño de producción. etc). Lo que sí es cierto es que es a todas luces injusto e incomprensible que esta gran película no haya optado a ninguna, menos aún que sea un fracaso de taquilla en EEUU. Quizá a los académicos de cine del otro lado del charco no les interesen las historias intensas y bien contadas y prefieran el patriotismo del argumento facil. Vivir de noche es una película enretenida, trepidante, llena de buenos recursos y de momentos de acción muy bien dirigidos por Ben Affleck tras la cámara, que ha sabido poner el objetivo donde debía. No obstante, que haya ganado el Óscar a mejor película (Argo, 2012) como director le añade un grado de responsabilidad con cierto peso específico. Aunque las dos primeras películas anteriores fueron detonantes (Adios, pequeña, Adios (2007); The Town (2010) para lograr el éxito en su tercera, hay que advertirle que esa estatuilla lleva consigo una especie de maldición. Y es que la lista de actores, actrices y directores que han terminado por fracasar o por venirse a menos tras el logro del galardón es larga. Affleck corre el riesgo de ser un integrante más, al menos respecto a su carrera como actor.

La recreación de los años 20, que se inicia en Boston y más tarde se traslada a Tampa (Florida) ha sido asombrosa. Cuenta que durante la Ley Seca un tal Joe Coughlin, hijo de un superintendente de policía, comienza a escalar en el mundo criminal y acaba convirtiéndose en un capo de la mafia, una especie de antisitema pero no lo suficientemente gangster, no lo suficientemente cruel, para el mundo en el que se mueve. Un gánster con conciencia, atípico. aunque fiel al prototipo idealizado por la mercadotecnia del cine negro, cuyo sentimiento de la justicia jugará en su contra. Todo tiene un precio y todo se paga, aun si lo que se persigue es el sueño americano.

La película es bella en sí misma, se aprecia que Ben Affleck se aplica con más ahínco detrás de las cámaras que actuando. El acartonado actor se recrea ante la cámara como si la fiesta no fuese realmente con él y sí con el que se halla tras el objetivo.  A pesar de toda su crudeza y violencia (necesaria, por otra parte, para poder narrar las volutas de salvajismo que se vivía en aquellos ambientes gagsterianos), el personaje parece blando, falto de fuerza (a veces hasta de crudeza) y con connotaciones escasas de carisma. No obstante, el filme se recrea en un ambiente de cierto romanticismo en torno al cine negro clásico de los años 30 y 40, cosa que consigue a mi humilde entender con acierto (Al rojo vivo (1949), El enemigo público (1931), Los violentos años 20 (1939), pueden servir de ejemplo).


Esta, su segunda adaptación de una novela de Dennis Lehane (prosa contundentemente, vivaz y enriquecida con envolventes giros verborreicos), es una transcripción a la pantalla un tanto pobre al principio y ciertamente vivaracha cuando la acción se traslada a Florida. Ahí se aprecia el homenaje que rinde el director al cine clásico de gánsters y recuerda muy mucho a numerosas películas del género. Entre medias alguna subtrama queda suelta y algunas situaciones que poco tienen que ver con el mundo gangsta (mundo en realidad ficticio o idealizado por el gran público y alimentado también por el cine del género). Tal vez esto sea parte del sueño americano, pero quizá hubiera necesitado la película del nervio que sí tuvo su estreno como director ‘Adiós, pequeña. Adiós’ (eso si descontamos el cortometraje que supuso su bautismo de fuego).

Cuando aparece Brendan Gleeson, va mejorando todo. Este es uno de esos grandes secundarios que dejan empequeñecido a cualquiera que se le coloque en el plano junto a él. Siempre convincente y majestuoso. Y la partenaire, Zoe Saldaña, que acompaña a Affleck con gran maestría, va pidiendo a gritos un papel protagonista de peso donde proponga todo lo que es capaz. El resto del elenco aceptable, aunque el exceso de maternalismo predicador de Elle Fanning resulta empalagoso. Siendo como es Joe Coughlin un ex combatiente de la Primera Guerra Mundial, su constante contradicción entre Dios y su conciencia le diferencian del resto de personajes, que nunca hallan esa voz interior definitoria que les diga lo que ha de ser correcto o incorrecto, a quien matar y a quien no, personajes llenos de claroscuros que aspiran al sueño americano cueste lo que cueste, aunque se dejen la vida en el intento. Aunque el exceso de maternalismo religioso de Fanning en muchas ocasiones resulta fuera de lugar.

Es una película interesante y fresca, con ciertos contrasentidos y que bien merece un buen visionado, Hay que seguir el rastro de Ben Affleck director, quien, a su vez, ha de vigilar lo que continúa haciendo si no quiere encasillarse. Sobre todo ha de delegar la responsabilidad del papel protagonista en otro compañero que no sea él, porque en esta cinta se percibe falta de carisma y en demasiadas ocasiones bastante plano. Lleva una dinámica a la baja como actor y en alza como director. Esperemos recupere su mejor tono en la interpretación y que continúe en la senda que dejó con Argo.






Licencia Creative Commons
© Daniel Moscugat, 2017.
® Texto protegido por la propiedad intelectual. 
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Sobre este blog

Este espacio es un lugar donde se desnudan las pequeñas y grandes historias que a veces pasan desapercibidas, quizá necesitan denuncia, o las que la vida cotidiana deja desamparadas y casi en el olvido. También habla de poesía y literatura, de cine, de la vida... Sin ninguna pretensión, con honestidad y sinceridad. Y respecto a las otras almas..., todos tenemos otras muchas que están en la nuestra.

Ética y estética

Popular Posts

¡Qué Peliculón!

© Daniel Moscugat, todos los derechos reservados.. Con la tecnología de Blogger.

Al alcance de tu mano

Al alcance de tu mano
Puedes recibirlo en tu propia casa, firmado y dedicado. Usa el formulario de contacto que ves junto a esta imagen.

Contacta desde aquí

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

...y mucho más aquí

Páginas vistas en total

Copyright © Daniel Moscugat | Powered by Blogger
Design by SimpleWpThemes | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com | Distributed By Blogger Templates20