Twitter Facebook Delicious Digg Stumbleupon Favorites More
Historias cotidianas, otras almas, otros libros, cine...

La momia



Para hablar de esta Momia es imposible eludir las comparaciones. Cuando el ojo fotográfico del gran Murnau, Karl Freund, dirigió al mítico y enorme Boris Karloff en 'La Momia' (1932), se llevó consigo el expresionismo alemán a Hollywood y convirtió en parte de esa mítica visual expresionista en toda una leyenda. Inimaginable pensar que desde aquella momia hasta el inicio de la franquicia dirigida por Stephen Sommers en 1999 ha llovido mucho y la diferencia igualmente fue ingente. La llegada de esta, digámoslo así, 'remasteriación' de la franquicia tiene visos de convertirse en una megafranquicia de proporciones bárbaras.

Pues sí, lamentablemente las comparaciones son odiosas y esta 'Momia' sale mal parada respecto incluso a la de 1999 de Sommers. Esta película congrega una serie de géneros cinematográficos que se tornan incongruentes entre sí: comedia, drama, amor, fantasía, terror, suspense... se mezclan en la coctelera de manera abrupta, y bien batido, consiguiendo quizá que el espectador no sepa en qué está bebiendo; aunque quizá sí note las altas dosis de alcohol puesto que la espiral hipnotizante de flashes sin sentido acaba por relajarnos hasta tal punto de querer echarnos una siesta. Quizá su director, Alex Kurtzman, más acostumbrado a lidiar con episodios seriales de Fringe o Sleepy Hollow, y más conocido por el guión de 'Transformers' (2007) o responsable de la producción de 'Star Trek: en la oscuridad' (2013), no ha sabido darle la medida justa a cada género, si lo que quería de verdad era conjugarlos todos. El humor es desmedido en ocasiones y queda fuera de lugar, los toques de terror se prolongan hasta la incomodidad, el drama resulta fuera de lugar, lo fantástico remoza cada secuencia bordando lo excesivo (sobre todo en lo que respecta a los no muertos), y así hasta cierto hartazgo... porque de lo que se trata es de volver a traer a la memoria del espectador una película de aventuras con más o menos acierto y precisamente es lo que no terminamos de ver en la película, aventuras; acción, sí; efectos visuales, también; pero poca aventura. 

Es obvio el argumento, aunque difiere sustancialmente respecto a 'La Momia' (1999) de Brendan Fraser y Rachel Weisz. Ahmanet (Sofia Boutella), princesa egipcia a la que su padre prometió el trono, vio como éste tuvo un hijo con una de sus concubinas y decidió ofrecer el trono a éste. Ahmanet se revela furiosa contra su progenitor y decide entregarse a Seth, el dios egipcio de la muerte, asesinando a toda su familia para hacerse con el poder, pero es enterrada en una tumba que es descubierta al cabo de los siglos por Nick Morton (Tom Cruise). El odio y, sobre todo, la culminación de un ritual ancestral para encarnar a Seth y darle vida, traerá al mundo grandes males. Nick y su compañera de aventura Jenny Halsey (Anabelle Wallis) se enfrentarán a este desafío de laberintos, arenas movedizas y, sobre todo, periplos submarinos. 

Dicho todo esto, quizá merezca la pena ver esta película al menos por los efectos visuales. Acostumbrado a la versatilidad como realizador en las series, Alex Kurtzman se atreve a encarnar incluso al mismísimo Dr. Jekyll y a un ladrador Mr. Hyde. Que, por otro lado, encarna a la perfección y con cierta robustez y maestría un gran Russell Crowe. Pero aparte de esto y de que dispone, como ya he comentado, de unos magníficos efectos visuales, la película adolece de continuidad: entra en una espiral de acción para desembocar hacia grandes dosis de humor, que dan paso a buenas secuencias de acción abigarradas a ciertos tintes de zombis o muertos vivientes que resultan en cierta manera cómicos, y tras unos buenos planos de suspense, que se rompen con ciertos quiebros de terror, acaba con unos momentos de acción que supone en su conjunto una película de aventuras,... que no se aprecia por el exceso de géneros mezclados en una coctelera, batidos, que no agitados, porque lo único que se agita de verdad es el amor con el que acaba sellándose todos los géneros. Y nos lo sirven templado, le falta frescor a ese cocktail.

Una mención especial merece Sofia Boutella, que encarna a una Ahmanet grande y estupenda, que va in crescendo a medida que avanza la película y que se embarra por ciertos vacíos de guión que restan credibilidad a la trama en su conjunto. Aunque detesto sumarme al linchamiento generalizado que hay habitualmente en torno a la figura de Tom Cruise cada vez que aparece por la gran pantalla, lo cierto es que se le ve falto de ambición, de ganas, le falta sangre y en ocasiones incluso se le ve como si la cosa no fuese con él. 

Por último, no quisiera dejar de reseñar que cuando hace ya tres años la Universal, casa que ampara todo este desaguisado, anunció un plan ambicioso en el que pretendía resucitar todo su mausoleo de "clásicos" que jalonaron la fama que engrandeció a unos estudios por entonces pequeños: Drácula, El Hombre Lobo, Frankenstein, El hombre invisible,... y cómo no, La Momia, no imaginaba que empezarían con tan mal pie. Esperemos, por el bien de la memoria de aquellos grandes clásicos de la historia del cine, que todos esos 're-boots' sean un poco más congruentes, dispongan de mejores guiones y, por qué no decirlo, mantengan la línea respecto a los efectos visuales tal y como se exhibe en esta producción. No siempre una cara conocida te garantiza un éxito. La Universal debiera tomar nota...







Licencia Creative Commons
© Daniel Moscugat, 2017.
® Texto protegido por la propiedad intelectual. 
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Sobre este blog

Este espacio es un lugar donde se desnudan las pequeñas y grandes historias que a veces pasan desapercibidas, quizá necesitan denuncia, o las que la vida cotidiana deja desamparadas y casi en el olvido. También habla de poesía y literatura, de cine, de la vida... Sin ninguna pretensión, con honestidad y sinceridad. Y respecto a las otras almas..., todos tenemos otras muchas que están en la nuestra.

Ética y estética

Popular Posts

¡Qué Peliculón!

© Daniel Moscugat, todos los derechos reservados.. Con la tecnología de Blogger.

Al alcance de tu mano

Al alcance de tu mano
Puedes recibirlo en tu propia casa, firmado y dedicado. Usa el formulario de contacto que ves junto a esta imagen.

Contacta desde aquí

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

...y mucho más aquí

Páginas vistas en total

Copyright © Daniel Moscugat | Powered by Blogger
Design by SimpleWpThemes | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com | Distributed By Blogger Templates20